jueves, enero 20, 2005

crítica: el Alejandro de Oliver Stone

Mucho se ha escrito sobre el Alejandro Magno de Oliver Stone. Y es que es Estados Unidos han sentando mal dos cosas: por un lado su relación homosexual con Hefestión y por otro lado muchos han querido ver comparaciones más que evidentes entre el imperialismo alejandrino y la política estadounidense. De hecho, ha recibido tan malas críticas que en Rotten Tomatoes tiene un 14 de nota. Es curioso que una patraña histórica, y que es más bien un video musical, como El Rey Arturo tiene un 32. En fin... Supongo que el hecho de que Oliver Stone no caiga muy bien en yankilandia influye en las críticas.


La peli, que es lo importante, no es que sea la mejor muestra de cine histórico, pero en general me dejó bastante satisfecho. Lo más criticable para mí es la interpretación de Colin Farrell que chirría es algunas ocasiones, sobre todo en aquellas en las Alejandro tiene que mostrar su lado más humano. No obstante, podría ser un problema de dirección porque Angelina Jolie está también un pelín sobreactuada. Y esto no sería muy importante en otras películas históricas, pero es que Stone ha querido resaltar el lado humano de Alejandro el Magno, que en muchas cosas superó a los propios dioses. Sus muchos aciertos y sus muchos errores, sus miedos y sus ilusiones, están retratadas en el guión pero Farrell no está a la altura de las exigencias.


Si luce mucho más su interpretación en las impresionantes escenas de batallas, sobre todo la de Gaugamela. Esta batalla está recreada con todo lujo de detalles. Es una gozada ver la organización en falanges del ejército alejandrino (hasta salen unos honderos que se adelantan a las primeras filas y atacan a la caballería que se acerca) y como se han llevado a la pantalla las innovadoras tácticas militares de Alejandro, que aún hoy se estudian en las escuelas militares (al menos, en la clase de historia). Esta batalla combina fotografía muy de cerca, que nos permite apreciar la carnicería de cerca tal como nos tiene habituados este director, junto a otra cenital muy espectacular. También resultan impresionantes los países por los que van pasando y las ciudades que visitan.

En resumen, Alejandro Magno gustará a los aficionados al cine histórico y decepcionará a los que esperen combates y mucha acción, porque no la hay. Esta película se centra en el sueño de Alejandro y en las intrigas políticas que había a su alrededor.

    Me ha gustado: El tratamiento de Alejandro como hombre, con sus virtudes y sus defectos. El respeto por los hechos históricos.

    No me ha gustado: Que Colin Farrell no está a la altura del papel, ya sea por incapacidad o por errores de dirección.

    Lo mejor: La batalla de Gaugamela.

    Lo peor: La polvareda que ha levantado la relación homosexual de Alejandro.

    Curiosidades: El año que viene nos llegará otra visión de Alejandro Magno dirigida por Baz Luhrmann (director de Moulin Rouge) e interpretada por Leonardo DiCaprio, en el papel de Alejandro, y Nicole Kidman haciendo de su madre Olimpia.

1 opiniones:

A las 1/20/2005 09:25:00 p. m., Blogger Alfred-λ dijo que...  

Pues yo añadiría también a la lista de cosas que me gustaron de la película a Rosario Dawson (Roxana), que al parecer la elección de esta actriz también fue motivo de crítica, esta vez por parte los extremistas iraníes - que la querian rubia y con ojos azules para discriminar sus antepasados africanos.

Di lo que quieras

<< A la portada