miércoles, enero 26, 2005

ecos del pasado

Microsoft lanza una iniciativa contra la piratería de su Windows

Microsoft combatirá la piratería de su sistema operativo insignia pidiendo a los usuarios de Windows que verifiquen que su copia de software es auténtica con el propósito de recibir actualizaciones puntuales y parches de seguridad, dijo el miércoles el mayor fabricante mundial de software.


Y es que esto ya lo hemos oído antes y no cambiaron mucho las cosas. Al parecer, en un primer momento Microsoft pondrá en marcha un programa según el cuál los usuarios de Windows XP que certifiquen la autenticidad de su copia recibirán algunas ventajas y descuentos en otros productos Microsoft. Más adelante, a mediados de año, es posible que no se puedan descargar actualizaciones de seguridad sin tener registrada la copia.

Imaginemos que, tal como ocurrió en el mes de agosto pasado, un temible virus tipo Blaster se propagase por los sistemas Windows XP aprovechando alguna de las muchas brechas de seguridad que aún quedan sin tapar. Supongamos que, si los planes de Microsoft llegan a término, aquellos usuarios que usen copias piratas no pueden descargar el parche que solventa el problema. Pueden pasar dos cosas:
    - lo más probable, que miles de páginas cuelguen los parches de actualización para que cualquiera pueda descargarlos, teniendo una copia legal o no.
    - que los usuarios que no sean capaces de parchear su Windows XP ilegal decidan pasarse a Linux.
    - lo menos probable, que los usuarios paguen por registrar su copia ilegal.

Por tanto, no creo que sean muchos los usuarios que paguen por legalizar su copia ilegal de Windows XP. De todas formas, Microsoft debe proteger su negocio y debe poner el mayor número de trabas posibles a aquellos usuarios que disfruten de su sistema operativo de forma ilegal, aunque sea a costa de que se pasen al enemigo.