jueves, marzo 10, 2005

Cosas que hacer en Australia I

Bueno, se que me he hecho esperar bastante, pero entre la cantidad de curro que me ha caído encima cual churretón marrón y las pocas ganas que había...

En fin, voy a pasar de contaros el viaje (creo que a poca gente le importa, ni siquiera a los muy colegas ;D) así que iré directamente a comentar cosas chulas para ver o hacer si venís a Australia. Por supuesto no están todos los que son pero son todos los que están (como soy un friki esto me recuerda a Bilbo y su “…la mitad de lo que la mitad se merece…” )

Bueno al lio:

Sydney (con Y en ingles :P)

Alucinante, sin duda alguna mi ciudad favorita del mundo, si no estuviera en el coño tita me plantearía vivir en ella. Para que os hagáis una idea:
    - Coged Nueva York.
    - Quitadle toda la roña y suciedad (porque mira que NY es sucia).
    - Quitadle el olor a fritanga ese tan raro que hay por las calles.
    - Ponedle mas seguridad.
    - Ponedle un clima buenísimo (salvo alguna “thunderstorm” que otra…).

Además es muy curioso el influjo asiático. Me explico: en NY (y el resto de US) la cultura es anglosajona con muchos latinos, afroamericanos y asiáticos; aquí es anglosajona con mushíííííísimos asiáticos, vamos algo bastante curioso…

Es una ciudad gigantesca, y la incluiríamos en cualquier lista de las grandes urbes del mundo. El único problema es que es un diamante urbanita en lo que podemos considerar un continente (y país) que es eminentemente rural (cosas malas de la cultura anglosajona…). Aun así hemos de aprovechar todas las posibilidades que nos brinda, que son muchas y variadas…

No os podéis ir de Sydney sin subir al ferry por la bahía, podréis disfrutar de unas vistas impresionantes, el skyline es el mas bonito que he visto (una dura lucha con Chicago, pero la Opera House hace decantar la balanza…). Además desde el ferry podréis apreciar los suburbios que son realmente preciosos, esta todo lleno de zonas verdes y te entran ganas de venirte a vivir en cero-coma…

Para aquellos que como yo venís del sur, os sorprenderá y agradará el que todo sea tan verde en vez de estar amarillento y seco en verano. Aquí aunque el calor aprieta el tiempo es bastante fresco, por lo que la vegetación no se muere en verano, el único sitio con el que encontraba semejanza en España era Asturias, esos verdes prados y frondosos bosques…

Cuando vayáis por la bahía en el barquito de chanquete hay dos cosas a las que debéis de prestar atención (al skyline y lo demás ya se la habéis prestado mendrugos…) me refiero a la Opera House y al Harbour Bridge. Para los curiosos y amantes de la aventura, por la friolera de 220 dólares australianos (unas 22.000 pelas) puedes subir por el puente con un monitor que te controla, mosquetones, cuerdas, etc… estuve a punto de hacerlo pero al final decidimos redistribuir ese dinero en otras muchas actividades…

Sobre la Opera House podrían escribirse miles de libros (de hecho se han escrito) Es un edificio simplemente alucinante, es mi construcción favorita de todo el mundo mundial (y podríamos incluir la luna y el sistema solar ;D) Da igual que la hayas visto en fotos, películas o videos de colegas, cuando vas bajando por Circular Quay y la ves allí… simplemente se te corta el aliento. También debéis ir una noche al Opera Bar, el bar de copas y comida que esta montado justo al ladito. Tomarte copazos con la vista de la Opera House y Harbour Bridge es un pasada.

Hablando de Circular Quay, no podéis olvidaros de dar un paseo por aquí y dirigiros hacia el distrito financiero, esta parte os recordara muchísimo a NY (pero en limpio claro) Cerca tenéis muchas cosas que ver: Skytower, High Park, la catedral y muchas otras que no cabrían aquí. Si alguna vez os encontráis aquí, dejaos vagabundear y disfrutad con los rascacielos, la actividad y sobretodo no os olvidéis de montaros en el monorraíl (no puedo evitar recordar el capítulo de los Simpsons…).

En vuestro vagabundeo debéis dejaros caer por Darling Harbour y aprovechad para entrar al Acuario (aunque esta un poco viejo la piscina de los tiburones merece la pena). The Rocks es otra zona a la que debéis ir, muy buenos pubs y ambiente un poco guiri (dentro de lo que eso significa en Australia), visitad también el barrio chino (nada que ver con el barrio chungo de NY), King Cross y ¡¡¡no os olvidéis del barrio español!!!

Como nota colorista decir que durante mi estancia aquí coincidí con el Mardi Grass que es la fiesta gay de Sydney (para el que no lo sepa Sydney es la segunda capital gay del mundo por detrás de San Francisco) lamento decir que ese día estaba en las Blue Mountains y por la noche estaba tan cansado que ni fui a ver como era, los que fueron me dijeron que era como el día del orgullo de Madrid pero a lo bestia y cafre (miedo me da de pensarlo…)

Bueno con esto creo que es suficiente por hoy, en la siguiente entrega las Blue Mountains y para la tercera me reservo los deportes de riesgo (surf, kajacking, etc)

Como curiosidad, en Australia no hay “Burger King”, en su lugar se llama “Hungry Jack’s”, pero tienen el Whopper que es lo mismo, eso si, antes id a un “Oporto”, las hamburguesas están mas ricas y llevan chili!!!