viernes, marzo 11, 2005

Cosas que hacer en Australia II

Bueno, os prometí que el segundo post iba a ser sobre las Blue Mountains, pero tendremos que dejar eso para el tercero. Cuando he abierto la carpeta con las fotos de ese día he visto las fotos de los bichos que nos llevaron a ver al “Wildlife Park”, me han hecho gracia y he decidido hacer uno sobre la fauna Australiana (ahí le he dao!) Por supuesto no he metido todos los bichos que vimos, solo aquellos exclusivos de Australia o que me hicieron gracia por alguna razón (los pingüinos de ojos rojos me recordaron a aquel memorable especial de la Liga de la Justicia Antártica donde Gnort y la en otro ora Liga de Injusticia se las veían con unos pingüinos asesinos alterados genéticamente, si no lo has leído ya tardas, las risas están aseguradas…)

Empezamos por los kangaroos y wallabies, ¿Qué por qué diferencio? pues porque resulta que donde nosotros solo vemos canguros ellos ven dos tipos. La diferencia es bastante sencilla, los kangaroos son más grandes y con hocico en plan caballo, mientras que los wallabies son más ratoniles y pequeñitos, tal vez la foto os ayude…
Si os animáis a visitar Australia no os olvidéis de comer carne de canguro: DELICIOSA! Se parece a la ternera, también tenéis que probar las “kanga-bangas” que son unas salchichas de canguro con picante y aliño (vamos unas chistorras pero de canguro). Como curiosidad tenemos este bonito canguro albino que era el copito de nieve del parque…

Una compendió de animalejos australianos no puede dejarse fuera al drogata de los animales australes, el Koala!!! Resulta que están todo el día “stoned” como dicen los guiris (vamos que están fumaos) por lo visto eso de comer eucaliptos les coloca y les hace estar flipados todo el tiempo, desde luego el de la foto a mi me recuerda a los yonkos atrapaos de las estaciones de autobuses de España…

Otro animalejo bastante curioso es el Wombat. No se de donde sale el nombre, yo me esperaba algún tipo de murciélago de 4 kilos o algo así, y al final me encontré un hámster del tamaño de un cerdo (menudo bicharraco)

No podía faltar el Ibis, cuando estuve aquí hace dos años y veíamos los pollos estos en los parques en medio de la ciudad los bautizamos como “grullas cochineras” para que os hagáis una idea es del tamaño de una gallina y te los encuentras por la ciudad, comiéndose lo que encuentran como las palomas, lo que pasa es que como no pueden volar pues van dando saltitos (bastante patético y cómico a la vez) la verdad es que ahora que lo pienso cerca del barrio chino no vi ni uno…

Bueno y una última mención para el ukaburra, os preguntareis el porqué de incluir este pajarraco, tal vez el amigo Taliesin o Indegheto puedan aclarar esto (“¡No hay ave tan feliz como el ukaburra y su nariz!”)

Diréis (y tendréis razón) que falta el demonio de tasmania, pero es que el hijo puta no salió de su tronco-madriguera y mira que me tire cinco minutos esperando. También vi unos murciélagos supertochos de 30-40 centímetros pero no te dejaban hacer fotos en la zona esa (cest la vie) Como conclusión saqué que tienen los bichos mas raros de la tierra y que eso de estar perdidos de la mano de Dios ha hecho que la evolución haga cosas muy raras aquí (solo hay que ver lo feos que son los aborígenes…)

En el siguiente post si que haré una pasada a las Blue Mountains…