viernes, marzo 04, 2005

Reflexiones de un Viernes cualquiera

Tras un largo y duro día de no hacer nada en el trabajo y tener que re-instalar en ordenador de Lord Derfel he estado leyendo las noticias por Internet y me han llamado la atención bastante de ellas. La que más es la gran vocación política de Isidro Rodríguez, eso si que es amor por vivir del cuento y lo demás es tonterías. Aunque claro no es el único, ya es tiempo mozos el Sr. Javier Arenas solicitó su ingreso en el PA, donde fue rechazado por cierto, en el PSOE y en el PP – y no descarto que también en IU - esta claro que se quería dedicar a la política, a cualquiera. Aunque también me quedo con el pollo que se monto con el Sr. Caruana cuando quería salir del Peñón y un aduanero que peco de excesivo celo profesional, me pasa eso a mi en cualquiera de la fronteras extrañas que tengo que cruzar y lo tengo que solucionar con un billetito de 100$ que misteriosamente se cuela en el pasaporte – que conste que nunca lo he tenido que hacer pero si es cierto que le ha pasado a compañeros míos del trabajo, hay que ver cuanto orgullo se tiene cuando uno es presidente de un estado soberano como es el Peñón.

Y como ya me hartado de hablar de política me paso a esta otra sobre mi Huelva, joder y ahora se dan cuenta que Huelva está contaminada, ¿Pero que se creen que estos de Greenpeace? ¿Que yo siempre tuve estos tres pezones?

Bueno pues para celebrar todo lo ocurrido mejor me voy de bares que dicen que es bueno para la arterioesclerosis y el colesterol. Seguro que yo no sufriré de esos males.