lunes, abril 04, 2005

El ingenuo Illaq se asombra...

¿SE HAN ENTERADO DE QUE EL PAPA HA MUERTO?

El Illaq, que es consciente de que es un “illaq a la izquierda” y que, por tanto, lo que diga no tiene más valor que la opinión de un “illaq” que sigue su camino, que no “sienta” cátedra, puede permitirse el lujo de reflexionar en voz alta y de ejercer el saludable ejercicio que enseñaran los francfortianos... y eso se dispone a hacer.

Al Illaq le parece indudable la importancia del Obispo de Roma. Además, por si acaso, ya se encargan de recordárselo gentes variopintas que, muy probablemente, no den dos higas por sus enseñanzas... Al Illaq no le resulta fácil asimilar los ditirambos, exaltaciones, muestras de aprobación y de simpatía de gentes que se han opuesto materialmente a sus declaraciones en contra de una guerra injusta, de otras que, declarándose hipercatólicas, han hecho mangas y capirotes de ello, mitiendo como bellacas, o de quienes, con todo su derecho y, posiblemente, razón, han optado por medidas políticas absolutamente enfrentadas con su magisterio.

El Illaq, tan influido por Fráncfort el pobre, no sale de su asombro... Para el Illaq, Juan Pablo II ha sido y es digno de admiración por su coherencia (virtud que el pobre Illaq ni siquiera adivina en los antes aludidos), pero, reconociéndolo, no puede olvidar otras manifestaciones que, no por “clásicas”, no dejan de asombrarle: rigor tridentino en cuestiones de disciplina interna, falta de discusión rigurosa sobre temas que afectan (y mucho) a mucha gente: pareja, sexo, libertad de expresión dentro de la Iglesia...

Y, de nuevo mirando a Fráncfort, tiene la sensación de que algo falla. Sospecha -ya se sabe que el Illaq es un poco paranoico- que alguien está haciendo propaganda sutil... alguien está en pleno ejercicio de doma de las “masas”. No puede creer que algunas cosas que oye y ve respondan a convicciones. Alguien teme, ¿cómo no? la “rebelión de las masas”...

(A propósito, el Illaq aconseja prudencia al leer su texto, porque contiene “alusiones enigmáticas” cuya resolución puede llevar a “discusiones” de alto valor filosófico... que pueden dañar la salud de los lectores).

NOTA recentísima: Titular del New York Times del 4 de abril: IN THE UNITED STATES
New Pope Could Influence Political Life in America