domingo, julio 03, 2005

crítica: Batman Begins

Cuando en 1989 Tim Burton anunció que se disponía a adaptar Batman al cine con Michael Keaton en el papel protagonista le llovieron las críticas por todas partes. Finalmente, y contando también con Jack Nicholson y Kim Basinger en el reparto, la película funcionó bastante bien tanto a nivel de taquilla como de crítica. (El resto de entregas fueron literalmente basura y en las últimas se dedicaron a arrastrar el personaje en el lodo por un puñado de dólares, por lo que ni siquiera las mencionaré.) Si alguien me hubiera preguntado hace un año si consideraba que el Batman de Burton era bueno hubiera dicho que sí. Ahora, después del disfrutar con el Batman de Nolan, me atrevo a decir que aquello era tan sólo una caricatura de lo que podemos ver en Batman Begins.

Christopher Nolan (Memento, Insomnia) se centra en la construcción del hombre murciélago. Sus miedos, sus motivaciones y sus carencias son protagonistas de Batman Begins. Al menos, durante la primera mitad de la película, ya que parece que al final Nolan no pudo con los productores y la última media hora es un festín de persecuciones, explosiones y coches de policía volando por los aires. Menos mal que este trozo de metraje absolutamente prescindible no ensucia el magnífico arranque de la película, en el que descubrimos las razones del hombre que se esconde tras la máscara. Muy interesante resulta el protagonismo que se le da al miedo que debe vencer Bruce Wayne y más tarde usa Batman como arma. A destacar la lograda atmósfera de oscuridad que debe envolver al que también es conocido como señor de la noche.

La elección de actores es bastante acertada y tanto Christian Bale (todos recordamos su impresionante transformación en El Maquinista) como protagonista, como Michael Caine en el papel de Alfred, pasando por Lian Neeson y Gary Oldman, están a la altura de sus personajes. En cambio, la chica de Batman me dice muy poco. Puede que sea por que le hayan dado poca bola en el guión, pero el caso es que no me convence. La banda sonora está a cargo de Hans Zimmer y James Newton Howard, que aporta algo de frescura a las ya manidas composiciones de Hans. El trabajo de ambos es magnífico y acompaña a los momentos de acción y a los de menos acción con mucha solvencia.

En definitiva, esta revisión del personaje de Batman está muy por encima de lo que ya habíamos visto y no es una película de superhéroes al uso como las que ahora están llegando en manada. Se trata de una historia con más contenido del que se ve y que sólo el público adulto podrá apreciar en su totalidad. Especialmente bueno es el arranque, aunque la cosa empieza a flojear allá por la mitad, donde la mano de los productores se nota más. El epílogo es un poco brusco, sobre todo la forma en que presentan la previsible segunda parte y que me hace temer que vuelvan a abusar del personaje como ya ocurrió antes. Pero bueno, eso aún está por ver. De momento, lo que podemos asegurar es que se ha hecho justicia.
    Me ha gustado: Que Nolan se centre en la construcción del personaje.

    No me ha gustado: Que los productores hayan metido mano para hacer la película más comercial a base de escenas prescindibles.

    Lo mejor: La recuperación de un personaje como Batman para el cine.

    Lo peor: Me da a mí que en las previsibles continuaciones primará la faceta comercial.

    Curiosidades: Antes de Christian Bale, se barajaron para el papel de Batman actores como Guy Pearce, Ashton Kutcher, David Boreanaz, John Cusack, David Duchovny y Hugh Dancy.

    Espectador recomendado: No se trata exactamente de cine de acción comercial, pero tiene mucho de esto, así que si no te gustan las persecuciones y las explosiones probablemente de aburrirá la segunda parte y te encantará la primera. Si no te molesta algo de acción, disfrutarás durante toda la proyección.