viernes, julio 22, 2005

Diario de un consultor: “La zanahoria”

“¿En que trabajas?”
“Soy consultor”


Ante esta respuesta solo quedan dos posibles respuestas:

A) “¿Y eso que es?”
B) “Lo siento por ti…”

Es graciosa la impresión que la gente tiene de nosotros los consultores. O somos unos entes totalmente desconocidos sin oficio ni beneficio “El novio de mi hija esta en consultoría” “¿Y eso donde esta?, queda lejos, ¿no?” o la gente solo conoce esa leyenda negra de explotados-comemierda-engominadosentraje-pijos-trepas-quecurranhastalasmil. Los que saben de que va nos consideran una secta, una raza aparte, nos señalan con el dedo por la calle “Por gente como tu hay guerras en el mundo”, “a la hoguera!!!, a la hoguera!!!”, “uno de esos toco a mi niño!!!” esta semana no me habría extrañado escuchar que el que le pego fuego al bosque de Guadalajara era, es, o quería ser consultor.

La gente cree que nacemos, nos ponemos la corbata desde pequeñitos y nos convertimos en unos snobs con palo de escoba metido por el culo. Pero la verdad es que es curioso ver lo que ha movido a la gente a entrar en “La firma” (no puedo evitar usar el mismo apelativo que utilizan los superjefes, como dijo ese gran filosofo que es Federico Trillo: “Manda huevos…”) En los casi dos añitos y medio (joder como pasa el tiempo) que llevo dando vueltas por estos mundos de dios he encontrado tres motivaciones:

- “Acabe la carrera y aquí es el primer sitio que me llamaron, esto no es lo mío pero en cuanto me salga algo de verdad me piro”, tengo un gerente que se ríe cuando escucha este rollo, aun se pregunta que tiene que ver la química con SAP…

- “Es el mejor primer empleo, te da una experiencia multisectorial que no te encasilla, después de un par de años te haces un MBA, te vas a cliente y a vivir la vida”, al cabrón que invento esto había que matarlo, ¿Cómo me pude creer semejante soplapoyez?

- “Acabe la carrera, hice un par de becas mal pagadas, curre un par de años en SAP-JAVA-ORACLE-MAMPORRERIA, me pagaban poco y como ahora esto lo buscan mucho pues entre aquí que pagan más. Eso si, me reconocieron solo 6 meses de experiencia sobre los 4 años” a estos le esperan dos caminos, o se hacen mas o menos a comer mierda en paletadas de vez en cuando o salen escopetados.

No se el resto, pero yo me creí el cuento del perrito piloto y entre aquí pensando que esto era el paraíso. El empalme inicial me duro mucho (demasiado teniendo en cuenta la cantidad de mierda que me comí en los primeros proyectos) Aquí les gusta hablar mucho sobre la motivación para trabajar como cabrones, supuestamente es la “zanahoria de las promociones y altas subidas”, pero me da a mi que en vez ir corriendo como el burro detrás de ella, aquí te la meten por el culo y maricón el último.

Una vez visto desde dentro te das cuenta que la gente es normal y que hay de todo. No, no hay rito de iniciación con carnero abierto en canal, ni te bañas en leche de virgen mientras haces el pino frances (aunque no quedaría mal en una community, tranquilos si no sabéis que es una “community”, ya hablaremos de que es eso…) Te acabas dando cuenta de que en todos lados hay de todo. Los hay que:

- Curran mucho
- Curran normal
- Curran poco

Además también los hay que:

- Ponen cara de currar mucho
- Ponen cara de currar normal
- Ponen cara de currar poco

Con esto nos salen bastantes posibilidades, algunas son: Curro mucho-cara de mucho (se suele pirar, los cracks de verdad están muy buscados), curra mucho-cara de poco (pobrecito, acaba quemadísimo porque no le reconocerán su trabajo, eso si, siempre habrá alguien que se lleve el merito) o el peor de todos: curra poco-cara de mucho (se atribuye los éxitos de los anteriores, del de al lado, del de otro proyecto, del que piso la luna; siempre aparece en la foto y es una ladilla chupasangre) Nunca olvidaré la frase de un gerente (recién promocionado a gerente senior, que miedo me da…): “En esta empresa no es tan importante correr mucho como poner cara de velocidad” a tomar por culo!!!

El caso es que hasta tiene gracia este mundillo, es un microcosmos en si mismo. Espero que os apetezca conocer un poquito más, por hoy y como aperetivo me parece suficiente. No solo os contare desgracias, si estoy aquí es porque alguna cosa buena tendrá (y las tiene os lo aseguro)

Os espero...

3 opiniones:

A las 7/22/2005 09:26:00 p. m., Blogger Taliesin dijo que...  

El secreto está en acercar la zanahoria cada vez la mitad de la distancia a la que está del burro. La única forma de escapar de este juego de manos es hacer como que persigues la zanahoria y en realidad correr en sentido contrario...

A las 7/25/2005 05:41:00 p. m., Anonymous Viefe dijo que...  

Amen a todo lo leido hermanos... el problema es cuando corres en sentido contrario a la zanahoria mirandola de reojo para no pegarte un ostión con las piedras del camino... y van pasando los años (ya van 3).

Al menos no pierdo la esperanza y siempre hay caminos alternativos, a ver cuando me cruzo con alguno interesante ;oP

A las 7/26/2005 07:57:00 a. m., Blogger Irra dijo que...  

jejeje, el problema es cuando la zanahoria te gusta :_(

Di lo que quieras

<< A la portada