martes, agosto 09, 2005

Qué leer: The Warlord Chronicles

La forma en que estos libros acabaron en mis manos es aquella que mueve el universo: el más puro azar. Encontrábame yo en Heathrow muerto de asco esperando la salida de mi avión y dilapidando las dietas de los viajes en la librería (hubo una época en que la tía ya me saludaba los jueves al llegar). Como ya me había pillado todos los libros de Tolkien en inglés y no veía nada que me tirase, empecé a mirar libros al azar en la zona de fantasía. Tras apartar libros que tenían realmente mala pinta mi mirada se paró en “The Warlod Chronicles I: The Winter King, A novel of Arthur” de un tal Bernard Cornwell. Mi primer pensamiento fue: “esto es un pestiño como la copa de un pino”; pero al mirar y ver que el escritor tenía infinitos libros sobre un tal Sharpe pensé que si el tío vendía mucho debía al menos ser entretenido y que si he tirado muchísimo dinero en bodrios del Manfredi, me podía jugar el tipo con este. Me arriesgué y pagué las 7 libras que valía y no puedo imaginar en mejor inversión para esos poco más de 10 Lerus…

La trilogía consta de tres libros (no más trilogías de cuatro como “Añoranzas y pesares”, grandísimo libro por cierto); al ya nombrado “The Winter King”, le sigue “Enemy of God” y “Excalibur”. Creo que las traducciones al Español son literales, pero no estoy seguro. Con el tiempo descubrí que la mayoría de mis amigos ya los habían leído, y que les habían encantado (¿de donde creéis que salen nicks como Lord Derfel o Taliesin?)

La trilogía es una reinterpretación realista del mito artúrico y está contada en primera persona por Derfel, un chiquillo sajón que es criado por Merlín y que llegará a convertirse en un gran señor de la guerra de Arturo. No quiero destripar mucho el libro, así que podéis seguir tranquilamente. Cuando digo “realista” me refiero a que todo lo que Arturo hace es pelear contra los sajones (que es lo que supuestamente hizo la figura histórica que originó el mito). En el camino de esta pelea podemos ver a todo el elenco de personajes artúricos recaracterizados (Galahad, Mordred, Ginebra, etc). Sin duda los “mejor” parados son Gawain y Lancelot, el primero sólo me pareció simpático después de leer el Príncipe Valiente (gran cómic donde los haya), aunque sin duda la que el autor nos presenta es de las más originales e inesperadas. Lo de Lancelot es caso aparte, siempre me había caído con el puto culo (un tío que se acuesta con la mujer de un colega no tiene perdón…); en todas las pelis/libros/comics/loquesea es el puto amo de la mesa redonda, mas limpio que mister Proper, mas guapo que Brad Pitt y la caña de España en armadura. Afortunadamente este libro lo pone en su lugar y si os pasa como a mí, que además Richard Gere os cae casi tan mal como Lancelot, ponedle la cara de panoli que tenia en “El primer caballero” y seréis más felices aún…

El libro engancha desde el principio. El primero mantiene un nivel altísimo sin bajones, el segundo tiene un ligero bajón al principio (me duró mucho y por en medio me leí otros libros…), aunque a partir de la mitad se pone impresionante con un final que es de lo mejorcito de toda la trilogía y el tercero es buenísimo desde el principio hasta el final, con un clímax impresionante de auténtica épica.