domingo, septiembre 18, 2005

crítica: Princesas

Reconozco que me acerco al cine con una mezcla de ganas y miedo para ver Princesas, de Fernando León de Aranoa. Se de antemano que no es una película para echar un buen rato, pero el precedente de Los Lunes al Sol me anima a pensar que tampoco se tratará de un dramón clásico. El hecho de que Candela Peña interprete uno de los dos papeles principales también ayuda bastante, porque casi siempre suele estar bastante bien.

Para vender Princesas se ha hecho mucho énfasis en que el mundo de la prostitución es el protagonista. La realidad es que la prostitución aparece como trasfondo de una historia de dos amigas, una española y una inmigrante sin papeles, que aunque son putas, bien podrían haber sido camareras sin que la película se resintiese lo más mínimo. Y es que el guión de Fernando León no se centra en el tema, sino que da pinceladas sobre la prostitución alrededor de Caye (Candela Peña) y Zulema (Micaela Nevárez). El mundo de la prostitución le sirve para plantear unas situaciones dramáticas y otras cómicas, pero no encontraremos en la película juicios de ningún tipo ni intentos de plantear un debate sobre ello. Especialmente divertidas resultan las conversaciones que mantienen el grupo de putas en la peluquería y que recuerdan al mejor Tarantino.

La película se sostiene la mayor parte del tiempo sobre el dúo protagonista, aunque es Candela Peña la que manda en pantalla. Hay dos o tres escenas que son en las que el director pone en boca de Caye lo que quiere decir, que básicamente es que la vida es una mierda para mucha gente que vive en la ilusión de que las cosas irán mejor, aunque saben que eso nunca ocurrirá. Sin ser dramáticas, estas escenas son profundamente tristes y cuentan con la magnífica interpretación de Candela, capaz de decir en la misma escena que "está sufriendo por anticipado las cosas malas de la vida" y a continuación "lléname el coño de leche" con igual solvencia.

Por tanto, Princesas no es una película sobre la prostitución, sino sobre dos putas. Y además, es una buena película "producto nacional" que demuestra, por enésima vez, que lo de Pajares y Esteso ya es cosa de leyenda urbana y que no me jodan con lo del cine americano, porque últimamente llega cada bodrio que para qué...
    Me ha gustado: Que el protagonismo no fuera para el mundo de la prostitución.

    No me ha gustado: El ritmo resulta un poco lento.

    Lo mejor: La impresionante interpretación de Candela Peña, posiblemente la mejor de su carrera.

    Lo peor: Algo lenta.

    Curiosidades: La película está rodada en el barrio madrileño de Entrevías.

    Espectador recomendado: Esta película trata de muchas cosas: la prostitución, la inmigración, los abusos... pero sin caer en el dramón. Por tanto, cualquiera que pueda soportar hora y media de vida real.

4 opiniones:

A las 10/21/2005 02:37:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo que...  

Me ha gustado mucho la película. Triste, tierna, dura, emocionante, cruda, bonita... pero la más bonita de todas Micaela Nevarez. ¡vaya pedazo actriz para ser su primera película! Qué dulce, elegante, bonita, que ojos, que sonrisa, que carácter, un auténtico tormento de sentimientos.

A las 10/21/2005 02:38:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo que...  

Micaela Nevarez (Zulema) ojalá la veamos pronto en otro papel!
The new Goddess?

A las 10/21/2005 02:45:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo que...  

Micaela Nevarez si algun día llegas a leer estos comentarios y te animas, mándame un beso a olome@yahoo.es y me podré morir tranquilo.
Eres grande. Te deseo mucho éxito.
Hasta siempre y un besazo!

A las 10/21/2005 02:50:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo que...  

MIcaela Nevarez si algún día llegas a leer estos comentarios y te animas, mándame un beso a olome34@yahoo.es y me podré morir tranquilo.
Eres grande. Te deseo mucho éxito.
Hasta siempre y un besazo!

Di lo que quieras

<< A la portada