viernes, septiembre 09, 2005

¡ya era hora!

Las compañías de telefonía móvil tendrán que facturar a sus clientes el tiempo exacto -en segundos- que dure la llamada, y los aparcamientos de pago sólo podrán cobrar la duración -en minutos- del estacionamiento.
[...]
Con este sistema de redondeo las compañías cobraron a sus clientes 1.385 millones de euros en 2004, lo que equivale a 7.288 millones de minutos facturados pero no consumidos, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Y es que parece algo razonable que no te cobren por algo que pueden medir con exactitud. Especialmente sangrante resulta que tengas que salir corriendo hacia el aparcamiento porque si te pasas un minuto te van a cobrar una hora completa.

Otro cosa que parece que van a regularizar es el tema de los contratos blindados de servicios de telecomunicaciones (televisión, internet, teléfono,...). Son esos a los que te apuntas con una llamada de teléfono y para darte de baja tienes que mandar por fax (que digo yo que no sabrán manejar el correo electrónico) la renuncia por escrito, tu partida de nacimiento y hasta el certificado de penales. La idea es sencilla: el mismo sistema que usan para dar de alta debe ser el que usen para dar de baja. Así que si te das de alta por teléfono, con una llamada te puedes dar de baja. Esto, que es bastante razonable, hoy no lo cumple prácticamente ninguna compañía (por no decir ninguna).

Ahora sólo esperemos que no pase lo de siempre, que se hace la ley pero no se acata. Y es que en España leyes hay muchas, pero órganos que se encarguen de que se cumplan, pocos.