miércoles, octubre 26, 2005

crítica: 7 Vírgenes

Alberto Rodríguez vuelve a elegir Sevilla como fondo y protagonista de 7 Vírgenes, tal como hizo en la magnífica a la vez que desconocida El Traje. La cinta nos traslada a barrios obreros de la ciudad, en los que los más jóvenes forman parte de tribus urbanas relacionadas con la pequeña delincuencia. En Sevilla son conocidos como canis y la ropa deportiva y el ciclomotor son sus rasgos más distintivos.

La película está localizada durante un fin de semana en el que Tano (Juan José Ballesta) disfruta de un permiso del correccional en el que se encuentra. Aprovechará para estar con su amigo Richi (Jesús Carroza) y su novia Patri (Alba Rodríguez). Lo único extraordinario que cuenta 7 Vírgenes es que Tano está en la calle y que debe andarse con cuidado para no meterse en (demasiados) líos. El tono general es casi documental y este puede que sea su principal logro, pero también defecto. Aunque no aburre, lo cierto es que no acaba de enganchar y podríamos dejar de verla en cualquier momento sin preocuparnos demasiado de lo que pasará después. Lo que mantiene el interés son los personajes, tan reales que podrían salirse de la pantalla. Y es que en realidad, salvo Juan José Ballesta (que obtuvo la Concha de Plata de San Sebastián con este trabajo), todos los chavales proceden de castings realizados en institutos de Sevilla y no cuentan con experiencia previa ante las cámaras. Eso añade valor al trabajo del director que los convierte en personajes de su producción sin restarles nada de naturalidad a su interpretación.

La impresión final es quizás la de ocasión perdida, por tener unos buenos personajes y una localización muy lograda, pero con un guión algo flojo que no acaba de enganchar. Es posible que esto haya sido algo voluntario y es mejor que sea así a caer en una trama llena de tópicos, pero se echa en falta algo más de carne en el asador. Sin embargo, esto no quita que 7 Vírgenes tenga buen ritmo y que sea una muy conseguida fotografía de una realidad sevillana. Estaremos atentos, porque seguro que este joven director aún no ha dicho su última palabra. Cinematográfica, claro.
    Me ha gustado: La frescura que tiene la película, lo que parece un rasgo en los trabajos de este director.

    No me ha gustado: La trama tiene algo de insustancial que impide que acabe de cuajar.

    Lo mejor: La selección de actores.

    Lo peor: Que, en cierto modo, se han desaprovechado los mimbres para hacer algo más grande.

    Curiosidades: Salvo Juan José Ballesta, los actores provienen de castings llevados a cabo en los institutos de Sevilla.

    Espectador recomendado: Aunque es bastante entretenida y tiene buen ritmo, si eres amante del cine made in Hollywood igual esta cinta te deja algo frío. Los sevillanos deben sumar la curiosidad de ver su ciudad en pantalla grande, algo no demasiado habitual.

1 opiniones:

A las 10/27/2005 08:53:00 a. m., Blogger Alfred-λ dijo que...  

La verdad que existe ese morbo de ver tu sitios de tu cuidad en la gran pantalla. Sin duda lo mejor de pelicula son los personajes. Coincido contigo que el final es un poco "agreste", que te quedas con la sensación de que le falta algo. Por mi parte esta pelicula será recordada por mucho tiempo como "Kaka, menudo bimbazo te han dado" :)

Di lo que quieras

<< A la portada