sábado, octubre 29, 2005

nombrando huracanes

Quizás alguien se haya sorprendido estos días al ver una noticia hablando del huracán Beta, cuando lo normal es que sean nombres de personas. La razón es que la elección de los nombres de los huracanes no es algo que se haga de forma caprichosa y sobre la marcha, sino que sigue unas reglas bien definidas.

Para empezar, lo que hay que aclarar es que lo que recibe nombre es la tormenta tropical de la que nace después el huracán, ya que no todas las tormentas producen uno. Bueno, también habría que aclarar que los puristas afirman que el uso de la palabra huracán es un barbarismo derivado de hurricane y que en español hay que usar el término ciclón tropical, pero yo no soy uno de esos puristas así que no importa. En fin, hay seis listas distintas de 21 nombres cada una, siguiendo el orden alfabético y alternando nombres femeninos y masculinos (lo cual rebate la leyenda urbana de que a los huracanes malos se les pone nombre de mujer). El uso de estas listas es rotativo y cuando un huracán ha causado muchos daños, el nombre de la tormenta tropical en la que se formó se retira de las listas y se sustituye por uno nuevo. Las listas tienen 21 nombres por la temporada de 1993, que batió todos los registros anteriores. Desafortunadamente, este año se ha superado ese número y las tormentas empiezan a nombrarse usando el alfabeto griego, por lo que la última se ha etiquetado como Beta. Y teniendo en cuenta que la temporada concluye el 30 de noviembre, es probable que aún se eche mano de más letras de ese alfabeto.

Esta es la lista que se ha usado este año:
  • Arlene
  • Bret
  • Cindy
  • Dennis
  • Emily
  • Franklin
  • Gert
  • Harvey
  • Irene
  • Jose
  • Katrina
  • Lee
  • Maria
  • Nate
  • Ophelia
  • Philippe
  • Rita
  • Stan
  • Tammy
  • Vince
  • Wilma
Otras listas se pueden consultar en el Centro de Huracanes de Estados Unidos.

1 opiniones:

A las 10/30/2005 11:55:00 a. m., Blogger Illaq dijo que...  

Conocía ya el sistema de denominación de huracanes. Sin embargo, desconocía que hubiese "puristas" del lenguaje que dijesen que huracán era un "barbarismo", derivado del inglés hurricane. Tales "puristas" harían muy bien en consultar: la voz “huracán” y, si no se fían, este otro enlace. Ocurre precisamente lo contrario: la voz española "huracán" se deriva del arahuco, grupo lingüístico caribeño, anterior a la colonización española. El inglés hurricane se deriva de la voz española "huracán".

Di lo que quieras

<< A la portada