jueves, noviembre 03, 2005

crítica: La Novia Cadáver

Son pocos los directores que se atreven con un género como el cuento y desde luego ninguno lo maneja con la habilidad de Tim Burton. A fuerza de profundizar en él (Eduardo Manostijeras, Sleepy Hollow, Big Fish,...) se ha convertido en el mejor cuentista del momento. En esta ocasión ha usado una estética similar a la que ya vimos en Pesadilla Antes de Navidad, producida por él mismo. Es una película de animación con marionetas, con números musicales y ante todo con mucho humor negro.

La historia es sencilla, pero muy imaginativa: un joven (Víctor) que está punto de casarse con una joven a la que no conoce (Victoria) contrae por accidente matrimonio con una muerta (Emily). Esto dará al traste con los planes de sus futuros suegros y provocará la intromisión de un personaje un tanto siniestro. Se trata por tanto de un triángulo amoroso entre Víctor, Victoria y una mujer muerta, Emily.

Es principal valor de la película es sin duda el personaje de Emily, la novia cadáver, que es escalofriantemente adorable. Pese a que podemos ver sus costillas y de vez en cuando se le cae un ojo, es imposible no enamorarse de ella desde el primer momento. Los otros dos integrantes del trío protagonista también cuentan con gran personalidad, pero poco tienen que hacer frente a Emily y su ojo de quita y pon.
La estética de los personajes y de los escenarios tienen ese punto siniestro que siempre acompaña a las producciones de Burton y el apartado musical a cargo del habitual Danny Elfman está a la altura de las circunstancias. Por otro lado, la película no llega a la hora y media y es algo de agradecer, ya que hoy en día son pocas las que no superan las dos horas o son capaces de dejarte con ganas de más; aunque me temo que en este caso se trata de razones técnicas, ya que unos pocos segundos de la película necesitaban en ocasiones de horas de trabajo.

Tim jugando con sus marionetas

Resumiendo, La Novia Cadáver es una muy recomendable película de animación que con mucho humor nos habla de temas tan serios en apariencia como la muerte, el amor y la codicia. Es un cuento con los valores clásicos, con una estética no tan clásica, y con todos los ingredientes para disfrutar algo más de una hora en una sala de cine.
    Me ha gustado: La imaginación que derrocha la película, algo que hoy en día no es muy frecuente en las salas de cine.

    No me ha gustado: Alguno de los números musicales no se habría echado de menos.

    Lo mejor: El personaje de Emily, la novia cadáver.

    Lo peor: Es corta y se hace corta.

    Curiosidades: Para hacerse una idea del trabajo de animación, hacían falta 28 fotografías distintas para hacer que Emily parpadease.

    Espectador recomendado: La Novia Cadáver es una película de animación con dosis de romanticismo, humor negro y aventura, por lo que hay que ser un bicho raro si no la disfrutas aunque sea un poco. Si eres de esos que piensan que la animación es sólo para niños, no vayas al cine, pero háztelo mirar, porque estás muy equivocado.

1 opiniones:

A las 11/07/2005 08:36:00 a. m., Blogger Alfred-λ dijo que...  

La película está muy bien pero es cierto que el Sr. Burton se va voliendo un poco nena con los años.

Di lo que quieras

<< A la portada