miércoles, noviembre 30, 2005

el conejo loco

Ideal para perder cinco dos minutos: el conejo que se pensó que el cursor era una zanahoria. Acerca el cursor y verás que pasa. Después prueba a agitarlo.