miércoles, noviembre 09, 2005

Otra de "superhéroes" (y perdón por el plagio)...

Dicen los entendidos que el Senado es una cosa que no se sabe muy bien para qué sirve... Sin embargo, es obvio que no todo el mundo llega a senadora o senador: mucho hay que pasar para entrar en lista y para que, después, logres que los votantes te saquen la entrada.

Bueno, el caso es que los ocupantes del Senado debaten, hablan (por aquello del "parlamento") y así se ganan los cuartos, y ¡hay que ver lo que se suda cuando el debate es acalorado!

Sin embargo, siempre hay envidiosos... Toni Sust, en su Contracrónica sobre el debate que finalizó ayer en el Senado, que publica El Periódico de Catalunya, la cierra con una frase que es paradigma de la envidia de algún gracioso: "Los senadores son ateos porque no creen posible que exista una vida mejor que la que llevan".
Superhéroes... y seguro que tampoco podrías nombrarlos a todos...